Documentación de La Capilla para curiosos e investigadores

   Días antes del 30 de enero de este año  me comuniqué telefónicamente con Viviana Torres, subdirectora del Museo Comuntario, a fin de comentarle la intención de entregar a la institución, para enriquecer su acervo patrimonial, la escritura de donación por parte de John (Juan) Davidson del terreno donde se construyó la Capilla (1853) y nueve cartas remitidas a James (Diego) Davidson, residente en Inglaterra, escritas –ocho- por Guillermo, su hermano, y una, por Anita, su tía (1898-1913).

      Esta documentación estaba en guarda en la Asociación Amigos de la Capilla Escocesa desde mayo de 1996, a poco de que la entidad comenzara a trabajar para recuperar y poner en valor el antiguo templo, nueve años antes de que se inaugurara el actual Museo. Había sido remitida por descendientes de la familia Davidson, residentes en Europa, quienes habían manifestado su deseo de que dichos testimonios pudieran ser incorporados, en el futuro, a un museo dedicado “a los pioneros escoceses en la Argentina”.

         Al disolverse la Asociación y tal como lo establecían los estatutos, se resolvió entregarlos al Museo local.

         Al inaugurarse éste –en 2005- se montó una modesta muestra en una pequeña sala, con documentación, fotografías y publicaciones sobre la Capilla, inicio del trabajo de recuperación que la Asociación había emprendido. Esa fue la primera –y única- presencia, tanto de la Capilla como de los Davidson, que pudo apreciarse en el Museo en el transcurso de estos quince años.

       En respuesta al ofrecimiento de donación de los documentos, se dispuso oficialmente que fueran entregados en el transcurso de una ‘Tarde con historia’, el 1º de febrero, a las 19, como parte de la habitual convocatoria mensual del Museo, a la que concurren vecinos interesados en conocer la historia local. En la ocasión y a efectos de recibir la donación, se hicieron presentes el intendente municipal, Dr. Andrés Watson, la secretaria de Cultura Julieta Pereyra y otros funcionarios.

         Pasado ya un mes del acto, llama la atención que ningún medio de prensa se hiciera eco de esta noticia, ignorada por prensa de la Municipalidad y difundida desde el Museo como la donación de “unas cartas que Graciela Linaris tiene del primer intendente que le escribía de acá a su hermano en Europa” (1).

      Son, sí, cartas que enviara quien fuera el primer intendente del Distrito, Guillermo Davidson, a su hermano, científico destacado residente en Inglaterra. Cartas que nos permitieron saber, por ejemplo, que el doctor Boccuzzi fue el médico que atendió las dolencias de la familia Davidson; que el fallecimiento de John Davidson (h) hizo que la habitual celebración con que en la Estancia Santo Domingo se recibía el año nuevo, al pie del rotundo ombú, ese año no tuviera el brillo acostumbrado o que la cosecha se presentara abundante debido a una fecunda temporada lluviosa. También informan las cartas sobre usos, costumbres y viajes de vacaciones de los Davidson, ya a Mar del Plata o  Montevideo, ya a la tierra de sus ancestros en la lejana Europa.

      La escritura, asimismo, es una fuente de información y tiene, además, el valor de reafirmar la decisión –estipulada por el convenio suscripto en 1824 entre los hermanos Parish Robertson y Bernardino Rivadavia- que garantizaba la libertad de cultos en el país al permitir la construcción de un templo presbiteriano, el primero en la provincia de Buenos Aires, lo cual incrementa su importancia que ya no es meramente varelense ni provincial sino nacional.

         Quienes integramos la Asociación Amigos de la Capilla Escocesa entendimos que esa documentación debía estar en el lugar al que fue llevada para que vecinos, estudiosos, investigadores o simples curiosos tuvieran acceso a ella. Pero para ello es necesario que el público lo sepa, no solamente quienes recibieron la donación.

      Aquellos escoceses, que nos dejaron su templo (hoy en ruinas), algunos nombres y valiosas enseñanzas, son parte de nuestra historia y sería bueno valorarla y darla a conocer.

Graciela Linari

(1) FM 97.7 – 30/1/2020

24 de Marzo

Día de la Memoria, la Verdad y la Justicia


Desaparecidos

Están en algún sitio / concertados

desconcertados /sordos,

buscándose / buscándonos

bloqueados por los signos y las dudas  

contemplando las verjas de las plazas  

los timbres de las puertas / las viejas azoteas                                               

ordenando sus sueños,  sus olvidos    

quizá convalecientes de su muerte privada.


Nadie les ha explicado con certeza  

si ya se fueron o si no    

si son pancartas o temblores 

sobrevivientes o responsos    

ven pasar árboles y pájaros 

e ignoran a qué sombra pertenecen.


Cuando empezaron a desaparecer

hace tres, cinco, siete ceremonias, 

a desaparecer como sin sangre 

como sin rostro y sin motivo

vieron por la ventana de su ausencia

lo que quedaba atrás / ese andamiaje

de abrazos, cielo y humo.


Cuando empezaron a desaparecer

como el oasis en los espejismos

a desaparecer sin últimas palabras

tenían en sus manos los trocitos

de cosas que querían.


Están en algún sitio / nube o tumba

están en algún sitio / estoy seguro

allá en el sur del alma.


Es posible que hayan extraviado la brújula

y hoy vaguen, preguntando preguntando

dónde carajo queda el buen amor

porque vienen del odio.


 Mario Benedetti

Los “clubes” de marzo: el Defensa y el Nahuel

    No son “los idus” de los que habla la historia, aquellos días de los buenos augurios en ese mes consagrado al dios Marte; los que señalaban la aparición de la primera luna llena del nuevo año que, en los antiguos calendarios, comenzaba en marzo.

         Son dos clubes de barrio que nacieron como el “del auto viejo” y el de “los locos que se divierten”, allá por 1935, para dar razón de ser a actividades recreativas de un grupo de muchachos en aquel Florencio Varela de la San Martín angosta, el teléfono para pocos  y los potreros tentadores en los que los pibes disputaban encarnizados encuentros de “rompe y raja” con una pelota de gastadas medias.

         En este marzo ambos celebran 85 años de vida, ya más que consolidados, deportiva y socialmente.  


Azul y blanco, los colores del “Defe”

         El nacimiento del Defensa y Justicia tuvo como escenario un baldío de la calle Mitre, frente a la casa de don Eugenio Calvi, donde reposaba de antiguos trajines un viejo automóvil, oficina … vestuario … e improvisada sede para aquel puñado de muchachos que  se daban cita en el potrero para soñar con la gloria de un once futbolero. Los Calvi, Antonio y  Modesto Vives, los Scrocchi, Los Forneris, José Negro, Juan Pagani y el “Lindo” Rosselli, entre otros, integraron aquel grupo pionero que, a poco de andar, comenzó a reunirse en casa de los Calvi, Mitre 387. 

         Meses después, ya organizados y decididos a fundar un club, convocaron a una asamblea constitutiva que se llevó a cabo el 20 de mazo de 1935, en casa de don Antonio Vives, un antiguo empleado de Correos desde ese día, presidente de la naciente institución. Primer secretario –cargo que desempeñó por ocho años- Alfredo Scrocchi.

      Durante los primeros tiempos las actividades se reducían al fútbol y a los juegos de salón, entre los cuales se contaba un billar, cedido en préstamo por Isidoro Leguizamón, José Negro, Atilio Cameriere y Juan Tarragó. Pronto fue necesario buscar un lugar más amplio y, aunque con reticencia por parte de algunos socios, la entidad se trasladó a la Avenida San Martín 347.

         Rivales tradicionales en cualquier deporte, el Varela Jr. y el Defensa y Justicia -nombre con que habían oficializado a la entidad-  aún algunos recuerdan las tenidas a golpes de puño entre los “varelenses” y los “defensistas” , después de un encuentro de fútbol entre ambos.  Para la anécdota, valga el recuerdo del primer encontronazo entre los dos, con el triunfo de “los azules” por 4 a 1 y el paseo, con bandera incluida, frente a la mismísima sede del Varela. Toda una provocación … poco amistosa.   

         Pero no todo era fútbol en Defensa. Tuvo también la primera cancha de bochas techada del Distrito y otra, de básquetbol, con piso de mosaicos, donde encestaron Abel Muñiz, Larrea, Luli Ghío, Tato Scrocchi, Cacho Derosa, Tito Tomaghello, Elido Barbieri  y Abelito Videberrigain. (1)

         Más allá de los deportes, Defensa y Justicia centró sus actividades sociales en veladas danzantes. Por su pista pasaron Juan D’Arienzo, Miguel Caló, Oscar Alemán, Hugo Malerba y otros grandes conjuntos, muchas veces, acompañados por la orquesta local de Pascual Fava.

         Los años trajeron cambios. El azul y blanco de las primeras camisetas trocó en el verde y amarillo de una empresa que, también, les inventó un nombre. Hoy son “los halcones”, juegan en primera y desafían al más pintado. Poseen un estadio bien iluminado y un campo de juego que no mucho clubes de la categoría pueden lucir; además, muy lejos del potrero en el que yacía “el auto viejo”, son dueños de un predio con canchas y vestuarios para las divisiones inferiores y, sobre la Ruta 36, un polideportivo, un hotel con 50 habitaciones, dos canchas profesionales, gimnasio y otras dependencias.

(1).- Citados en “Por una pasión”, de Aníbal Girón, edición de autor.


 Locos …por el baile

         Todo empezó en los carnavales de 1934. Pedro López, Oscar Basualdo y Alberto Volpini, de gauchos; Ricardo Cabrera, de cocoliche y Fernando de la Rosa, de indio, conformaban el grupo de disfrazados que aquel año obtuvieron el primer premio en el concurso de máscaras. Eran amigos. A ellos se sumaron después José Supervía, Claudio Gallardo, Enrique Martínez y Luis Angel Pellegrini, quienes acostumbraban reunirse  en una casona de la Avenida San Martín y Castelli, vivienda de don Ezequiel Piñeiro. Allí, en un amplio salón que dieron en llamar “de los pasos perdidos”, guitarreaban, recitaban poesías y ensayaban pasos de baile para después florearse en la milonga con las pibas del barrio. Allí sentaron –el 25 de marzo de 1935- las bases fundantes de “Los locos que se divierten”, un club que los reunía para la diversión sana y el mate compartido.

         A ese primer grupo se agregaron pronto Mariano Supervía, Fernando Elizondo, Miguel Harguindeguy y muchos otros cuyo primer logro fue organizar un baile en los salones de la Municipalidad, amenizado por la orquesta de Humberto Canaro , conjunto que cobró, por la musicalización de la velada, la suma de … $50.

         Necesitados de más espacio para sus actividades sociales, “los locos” se mudaron a una casa de dos plantas, contigua a la anterior pero a poco, en el invierno de 1936, un vendaval les voló el techo y debieron buscar otro refugio. Hallaron amparo temporal en casa de los Supervía y, subsanado el inconveniente, retornaron a su anterior domicilio para pasar luego a Avenida San Martín y Alem donde, en 1940, hicieron la primera cancha de bochas. Luego incorporaron el billar y, como deporte, el ciclismo, en una época en que Varela celebraba las buenas actuaciones de un grupo de pedalistas notables: Aquino, Esteban Genoud, Zuccarino , Primitivo Zabala y Oscar Trías.

          Los bailes se organizaron durante un tiempo en Juventud Unida de Villa Vatteone y poco después en La Patriótica, donde abonaban $110 por el alquiler del salón durante todo el año, cifra que amortizaban con el pago de las entradas de caballeros: $2 (las damas, “gratis”, especialmente invitadas).          Entre bailes, deportes y representaciones teatrales –en el escenario también de La Patriótica- la diversión siguió su curso hasta que, en 1945 el comisionado municipal Carlos María Cabello los obligó a cambiar la denominación y pasaron a llamarse Centro Recreativo “Los que se divierten” y, en 1953, ya adquiridas las tierras  e iniciadas las obras de su sede, aquel nombre pasó a ser historia y se cambió por el de Club Nahuel, institución que albergó, en 1973, 1974 y 1975  la Fiesta de la Flor de Florencio Varela. Con el tiempo fueron ampliando gimnasios, inaugurando un natatorio y completando instalaciones deportivas que ofrecen para la práctica de diversas disciplinas, guardando el recuerdo de aquellos “locos” que con juvenil entusiasmo encontraron en el baile la mejor cordura.         

“Decime quién sos vos, alegre mascarita …”

         Quién podría adivinar, al repasar amarillentas fotos de antiguos carnavales, que tras la imagen de un hombre corpulento, envuelto en un poncho de vicuña y tocado con un chambergo que le tapa parcialmente el rostro, se oculta el mismísimo presidente Domingo Faustino Sarmiento quien, montado en un antiguo y desvencijado carromato, recorre el Corso por las calles de Buenos Aires en 1869.

         Además ¡empapado! pues en el trayecto recibe salpicaduras y bombitas de agua que le son arrojadas por los asistentes al festejo. Desconocidos los materiales sintéticos en aquel entonces, los vecinos se preparaban para  los Carnavales vaciando huevos a través de una pequeña perforación y luego rellenándolos con agua (que bien podía ser perfumada con lavanda … o sucia, procedente de algún charco callejero). La reglamentación de la época fijaba los límites: huevos de gallinas o de patos, sí; los de avestruz, prohibidos por su contundencia.

         De gesto generalmente adusto, parco y serio, difícil es imaginarlo a Sarmiento participando en los festejos carnavalescos pero la historia cuenta que, ya siendo gobernador en su provincia había favorecido la celebración y los juegos con agua y, tiempo después, luego de su viaje por Europa, donde conociera las clásicas mascaradas de  Venecia desfilando por la calle Corso, resolviera introducir esa práctica en la Argentina (1) y  restableciera el Carnaval en el calendario durante su presidencia.

         Augusto Belin Sarmiento, nieto del prócer, publicó en 1929 un ensayo biográfico en el que alude a este hecho. Dice que “Sarmiento daba la mayor importancia a las diversiones públicas con formas decentes que diesen espansiones (sic) y júbilo a los más desheredados y entre la confusión de las clases sociales, los inferiores aspirasen a imitar a los más educados y más felices.(…) Fue recién en la administración siguiente que se vino a prohibir la exhibición de máscaras caricaturizando a personajes de la actualidad. Antes nadie se había quejado desde que el Jefe de Estado era el primero en celebrar y reírse de su propia efigie profusamente caricaturizada”. (2)

         Entusiasta partícipe de las carnestolendas, en 1873 los integrantes de la comparsa “Los habitantes de la luna” –la murga más famosa de esos tiempos- lo distinguieron haciendo acuñar una medalla de estaño (foto) con la imagen de su testa coronada y una inscripción:  “Emperador de las máscaras”.

         El grupo enmascarado, presidido por Eduardo Benavente, estaba integrado por prestigiosos miembros de la sociedad porteña, entre ellos Julio Costa, Emilio Mitre (militar, hermano de Bartolomé); Delfín Huergo (abogado, político y diplomático, luego gobernador de Buenos Aires);  Francisco P. Moreno (científico, explorador, naturalista y geógrafo); Alberto Casares (político, luego intendente de la ciudad de Buenos Aires); Anacarsis Lanús e Ireneo Portela.

         Jóvenes algunos y otro no tanto, buscaban el anonimato que les confería el igualitario antifaz para sumarse a la “loca algarabía” y plegarse momentáneamente a las huestes del bullicioso Rey Momo. 

  • 1 .- Creche, Daniel – Tesis sobre el fenómeno de la murga  como instauradora del arte callejero.  
  • 2 .- Belin Sarmiento, Augusto – Sarmiento anecdótico (Ensayo biográfico) – Imprenta Belin – Calle Gaston Latouche 3 – Saint Cloud – S & O – 1929 – Pág. 196   

1975: El gas, demorado y el agua potable, escasa

         En los primeros días del nuevo año se conoce un informe, emanado de la Dirección de Economía Agraria dependiente  del Ministerio de Asuntos Agrarios de la Provincia, en el que se detalla la producción hortícola del Distrito.

         Señala el estudio que, de las 26.000 hectáreas que constituyen la superficie total del Partido, sólo el 8%  -1.625 ha.- está afectado a la horticultura, aunque el área de siembra es de 1.847 ha. en razón de que algunos productores efectúan dos o más  cultivos al año.

         La producción hortícola total asciende a 31.022.240 toneladas de las cuales 6.271.850 tn. son de tomate, la principal  producción; 5.280.545 tn. de lechuga; 3.464.050 tn. de acelga y 3.441.300 tn. de cebolla. Las menores producciones corresponden al ajo, 1.900 tn.; arvejas verdes, 4.500 tn. y repollitos de Bruselas, 6.250 tn.

         La localidad con mayores áreas sembradas es Villa San Luis, también la de mayor producción, con un total de 12.170.430 tn. y la única en la zona que goza de los beneficios de la electrificación, mejora que se va incorporando muy lentamente a las otras áreas rurales.

         El informe contabiliza a 1.142 personas trabajando en faenas agrícolas de las cuales el 42% son asalariadas y el resto, terratenientes o sus familiares. (Florencio Varela ha registrado un incremento poblacional del 138%, el más elevado del país y alcanza una cifra cercana a los 140.000 habitantes).

         En otro orden de cosas y pese a los intentos encarados por el Municipio, no se logra la solución al conflicto suscitado con la empresa ACOLI 500, la línea de transporte  que conecta la zona céntrica de la ciudad con todos los barrios. En forma conjunta representantes del gobierno municipal y miembros del sector patronal –con asistencia y asesoramiento de la Unión Tranviarios Automotor- redactan un anteproyecto en el que, entre otros puntos, aseguran la prestación del servicio respetando los derechos laborales del personal y fijan en diez años la duración de la concesión. Remitido el texto al Concejo Deliberante para su aprobación no es tratado porque el Cuerpo no da quórum al haberse retirado del recinto las bancadas de la Unión Cívica Radical y del Partido Intransigente.

         Y por si ello no fuera suficiente, los vecinos se hacen oír. Cuestionan la conducta de algunos choferes, acusándolos de exceso de velocidad, mala educación y destrato con los pasajeros.

         En el Club Zeballos se inicia  la realización de veladas boxísticas, organizadas por Dionisio Andrich, con la participación de deportistas reconocidos por la Federación Argentina de Box y, en el mundo de los trebejos, un joven ajedrecista –Ricardo Ostaszewski- se impone en el torneo de 1ª Categoría del Club Estrategia y pasa a dirimir su condición de primer tablero con Lino Brito, campeón de 1974, en tanto el maestro internacional y campeón argentino del juego ciencia, Raúl Sanguinetti, invitado por Estrategia, ofrece simultáneas en las que participan doce ajedrecistas locales. De todos, sólo uno –Juan Arturo Ostaszewski, hermano menor de Ricardo- logra tablas.

Juan A. Ostaszewski (Foto Archivo El Varelense)

         Representantes de distintas industrias locales responden a la invitación del intendente Juan Carlos Fonrouge, quien les plantea la conveniencia de conformar una Fundación Empresaria que pueda aportar ayuda en áreas diversas que hacen a la vida comunitaria como ser salud, industria, educación o deportes. El proyecto sigue su marcha y se consolida en mayo, con la aprobación de los estatutos.

         Luego de dos fallidas convocatorias para considerar las ordenanzas fiscal e impositiva, se logra aprobarlas en una tercera con la presencia de diez concejales y once mayores contribuyentes. En sendos llamados previos pegan el faltazo diez ediles y diez en uno y nueve en el otro mayores contribuyentes, alcanzándose, trabajosamente, un quórum estricto.  (Ausentes casi en pleno los radicales, con excepción de Loyola, quien en la segunda convocatoria sólo permanece unos minutos en su banca y se retira profiriendo “expresiones soeces que ofenden la sensibilidad de los presentes” (l); Viva, disidente de la Unión Vecinal y Héctor Ben y Edgar González, del Partido Intransigente).

      Dos jóvenes varelenses culminan sus estudios universitarios: Alfonso Ruiz se gradúa de escribano y Roberto Moreno, de abogado. A partir de marzo y por iniciativa de la directora del establecimiento –Florentina Martha M. de Cascardi- la Escuela de Enseñanza Media Nº 2, del barrio El Rocío, abre el curso de Bachillerato como una opción más de estudio, con título oficial expedido por el Ministerio de Educación bonaerense.

         En respuesta a los reiterados pedidos formulados por el intendente municipal para hallar una solución a la deficiente atención en la delegación local del Registro Nacional de las Personas, es trasladado a otra localidad el actual titular de la repartición escribano Di Bastiano.

         El anhelo vecinal de contar en breve con el tendido de la red de gas natural se ve demorado. Si bien desde la secretaría de Obras y Servicios de la Comuna se informa que se han complementado los requisitos solicitados, Gas del Estado aún no adjudicó la obra.

         Mejores perspectivas ofrece la provisión de agua, beneficiada con la perforación del pozo Nº 5, en la Avenida San Martín, la que se ampliará luego con otro, previsto en el colegio de monjas, según anuncia el ingeniero José Santos, de la Dirección de Obras Sanitarias local.

Ricardo Ostaszewski (Foto Archivo El Varelense)

         Otro importante logro en lo que hace a servicios públicos lo constituye la inauguración oficial de las obras de iluminación del puente de enlace de las Rutas 1 y 2, en el Cruce Varela.

         Promediando febrero se habilita en La Capilla la segunda delegación municipal –la primera es la de Ingeniero Allan- a cargo de Aldo Guagnano, “un vecino probo que va a sumar sus energías para servir a la noble causa del municipio”, señala el intendente Fonrouge en el acto de asunción, al que asisten el ministro de Asuntos Agrarios, Pedro Augusto Goin; el director de Colonización, escribano Magdaleno Ramos y el subdirector de esta repartición, ingeniero agrónomo Julio José Mariani.

         Febrero es, también y tras el receso de enero, el mes para sesionar en el Concejo Deliberante a fin de tratar la aprobación del Cálculo de Recursos y Presupuesto de Gastos para el año en curso.

         Apenas iniciado el mes presenta su renuncia, indeclinable por razones personales, el ingeniero Gustavo Vernet, secretario de Obras y Servicios Públicos y el 26 fallece, a avanzada edad, Catalina Barta, viuda del capitán de fragata Vicente Cabello, una activa dama de la sociedad varelense, fundadora y madrina del Colegio Nuestra Señora  del Sagrado Corazón.

         Nuevo tira y afloja en el H. C. D. entre concejales oficialistas y opositores. Fracasan las dos primeras reuniones. El 18, pese a los votos por la negativa de los radicales se aprueban algunos puntos del presupuesto:  se aumenta la bonificación para el personal municipal; se establece el sueldo básico de los agentes municipales en $131.700 y, principalmente, se aprueba el monto total del presupuesto que asciende a $74.261.773,32.

         Al considerarse el presupuesto del Concejo y las compensaciones para los ediles (proyectadas en $7.900 mensuales), la Unión Vecinal propone que se aumente sólo un 15%  sobre lo percibido el año anterior y, aparentemente por diferencias de criterio entre los concejales opositores y aún entre los mismos oficialistas, se pasa a un cuarto intermedio hasta el 20, día en que fracasa la reunión por falta de número.

         Ya en marzo se logra reunir quórum y sesiona el Cuerpo aprobando finalmente el Presupuesto, que fija el sueldo del intendente en $750.000 y en $200.000 los gastos de representación; en $700.000 la remuneración para los secretarios y en $500.000, las del tesorero, el contador y el jefe de compras.

Eduardo Moreno, Juan Carlos Ghío y Roberto Llames Massini, miembros de la Sociedad Civil “Mi Pueblo”, en el Concejo Deliberante (Foto Archivo El Varelense)

      En conferencia de prensa Juan Carlos Ghío, presidente de la novel Sociedad Civil Mi Pueblo, entidad nacida con el propósito de construir un hospital  materno infantil, anuncia una conscripción de socios. “Debemos llegar a los 10.000 asociados a fin de año”,  pronostica quien abriga la idea de lograr los recursos necesarios para levantar ese establecimiento soñado que contará con  cincuenta camas y tendrá una superficie aproximada de 2.200 metros cuadrados.

         La escribana Marta Beatriz Salerno es nombrada Jefa del Registro Civil y en un  encuentro con la prensa da a conocer estadísticas recientes de los trámites realizados en dicha dependencia. Señala que, entre el 1º de enero y el 17 de marzo se anotaron 740 nacimientos, 115 defunciones y 192 matrimonios y hace notar que la oficina a su cargo tiene la misma cantidad de personal que hace diez años –diez empleados y un jefe- mientras que la población, en ese lapso, se multiplicó unas tres veces y media. Seis meses después pasa a ocupar la titularidad del Registro el recién graduado Alfonso Ruiz.

         Culminados los festejos del Carnaval en Buenos Aires, Florencio Varela recibe  orgulloso a su primera reina. Adriana Gladys Haisner, entre más de treinta bellas jovencitas de toda la Provincia, es coronada como la más linda entre las lindas en las carnestolendas llevadas a cabo en el partido de 25 de Mayo.

         El Partido Justicialista organiza una comisión “Propulsora Reorganizadora” a fin de reactivar proyectos y mantener vigente la mística militante. La preside Jorge Blas de Rosa a quien acompañan como vicepresidente, Carlos David Belén; como secretario general Nicolás Vaccaro; como secretario adjunto, Luis Genoud y como secretario de actas Jorge Digilio, entre otros muchos simpatizantes del Movimiento.  

         Con la designación de un docente, Carlos Siniscalchi, se cubre el cargo de director de Cultura, dependencia desde abril separada de Prensa. Su primera actividad es presentar, con el apoyo de la Subsecretaría de Cultura de la Nación, la obra teatral “Las d’enfrente” en el salón del Colegio de Hermanas. También, se anuncia la iniciación de los cursos municipales: música (teoría y solfeo, guitarra y piano), cerámica, dibujo, coro, danzas, manualidades y arte floral.

         En la última sesión de abril del Concejo Deliberante se procede a renovar autoridades. Rodolfo  Nutti, radical, es electo presidente en reemplazo de Guillermo F. Perrone, vecinalista, a quien el secretario de Gobierno, presente en el recinto, destaca “por sus cualidades humanas y su honesta labor como titular del Cuerpo deliberativo”. Un cerrado aplauso de los ediles rubrica las palabras del Dr. Rojo. Completan las autoridades del Legislativo Antonio Viva, disidente de la Unión Vecinal, vicepresidente 1º y Juan Morielli, U.C.R., vicepresidente 2º.

         Una noticia inquietante conmociona al vecindario. Personal de la Superintendencia de Seguridad Federal descubre un reducto supuestamente utilizado como cárcel clandestina o como “aguantadero”  por miembros de una organización extremista declarada ilegal. Se halla en Zeballos, a 6 metros bajo tierra y en el lugar se encuentran armas y explosivos.

         Directivos de la Sociedad Civil Mi Pueblo se entrevistan con el intendente para gestionar la cesión de un predio, en principio destinado a plaza pública en Villa Vatteone, para erigir allí el proyectado hospital materno infantil. Fonrouge no presta su conformidad aduciendo que ello significaría privar al Distrito de un espacio verde, por lo que ofrece otra locación para el establecimiento sanitario. Pero Mi Pueblo persevera y, poco después, por decisión de las Cámaras de Diputados y de Senadores de la Provincia, logra la cesión de la manzana delimitada por Chañar, Montevideo, Progreso (actual Galli Mainini) y Uruguay.

         Una grave situación afrontan numerosos barrios del Partido ante la carencia de agua potable, con el consiguiente peligro que ello implica para la salud pública; la contaminación de las napas representa una amenaza por el riesgo de contraer fiebre tifoidea u otras enfermedades de origen hídrico. Los barrios más afectados son La Sirena, Martín Fierro, Villa Angélica, El Triángulo, Kilómetro 26,700 y San Nicolás, declarados en emergencia, por lo cual se solicita la intervención de la Zona Sanitaria VI.

         Fallecen, en mayo, José Olivero Casariego –el “Ñato”- buen vecino y hábil gambeteador  del equipo campeón del Varela Jr. de 1928, y en junio, Antonio Guarasci, abogado y caracterizado ciudadano que desarrollara una vida intensa y laboriosa al servicio de la comunidad.

           En ocasión de las Fiestas Patronales, visita Florencio Varela el obispo de Avellaneda Monseñor Antonio Quarracino y, en la plaza, se descubre un busto de Florencio Varela realizado en cemento bronceado, obra del escultor Ricardo Dalla Lasta.          

         Iniciado julio, nuevamente el terror. Un grupo extremista –integrado por unos 7 u 8 maleantes, entre ellos dos mujeres-  ataca la comisaría y, luego de un nutrido tiroteo huye dejando tras de sí armas, folletos de propaganda y numerosos proyectiles servidos.

Escribano Alfonso M. Ruiz

         La Municipalidad llama a concurso de profesionales para desempeñarse en el Hospital y en los centros de salud. Se necesitan seis pediatras de guardia, un cardiólogo y un médico obstetra. Pero en el Hospital, los problemas se acrecientan. La Provincia envía una remesa de ropa de cama y un subsidio de $600.000 pero llegado septiembre las autoridades del establecimiento resuelven suspender el servicio de cirugía por carecer de elementos indispensables para su normal funcionamiento.

          Un bohemio de ley, Rogelio Dans Rey, que “supo ser político, funcionario municipal, concejal y destacado cultor del ajedrez” (2) se despide en septiembre y en noviembre lo hace Ángel Melzi, nacido en el Distrito en 1893.

         Es ascendido y nombrado titular de la Comisaría 1ª Ricardo D. Resia, quien reemplaza en el cargo a Eduardo Arana, ascendido a comisario inspector y designado Jefe de Zona de la Unidad Regional de La Plata.

         La tosquera del Km. 26,700 se cobra una nueva víctima. La décima. Los bomberos rescatan de las aguas de la improvisada laguna el cuerpo sin vida de un adolescente de 17 años que pagó cara su imprudencia. Un peligro latente para el que no parece haber solución.        

  • 1.- El Varelense Nº 1.135 – 25/1/1975
  • 2.- El Varelense Nº 1.148 -25/8 a 9/9 1975

Palabras con historia

Índice de contenidos desde el N°149 (febrero 2016) al N°191 (diciembre 2019)

Gente

Nº 149 .- Febrero/Marzo 2016 – Ayer … cuando Antonio Carrizo estuvo en Varela

Nº 150 .- Abril 2016 – Dr. Zurita, el nombre que una calle espera

Nº 151 .- Mayo 2016 – Federico Cordo, escultor, partió en un lejano mayo

Nº 152 .- Junio 2016 – “Negrita” Gabbia, vecina memoriosa y memorable

Nº 153 .- Julio 2016 – Nelly Borelina, entre el aula y el escenario

Nº 155 .- Septiembre 2016 – Isidoro Kitzler, artista, con la Nº 5 y con la cámara

Nº 156 .- Octubre 2016 – Periodista y paracaidista, su norte fue la “Cruz del Sur”; En el mes de la luz y el color se ensombreció el arte local (O. Palomo)

Nº 159 .- Febrero 2017 – Garrido Campoamor, una obra con luces y sombras

Nº 161 .- Abril 2017 – “Poroto” Cetra, vivir desafiando el vértigo; Federico y un secreto guardado “a las piñas”

Nº 162 .- Mayo 2017 – Vicente B. Lentini, industrial e industrioso gestor cultural; Don Emilio, el enfermero que aplicaba inyecciones  sin aguja

Nº 164 – Julio 2017 – De Italia a Buenos Aires, el científico tras un sueño (S. Dessy)

Nº 166 – Septiembre 2017 – El mundo de Elbio Ghío se vistió de silencio y de sombras

Nº 168 – Noviembre 2017 – Silenció su voz un hombre lúcido, auténtico caballero (D. Viglietti)

Nº 169 – Diciembre 2017 – Luis A. García, el dolor de una ausencia; Dr. Héctor J. Niño, una voz que llega desde el ayer

Nº 170 – Febrero 2018 – Santiago Iudicelli, un vecino para recordar; Un entusiasmador imprescindible (S. Sosa); Desde el recuerdo, en puntas de pie (J. Romano)

Nº 171 – Marzo 2018 – Nada menos que una maestra (M. Noziglia)

Nº 172 – Abril 2018 – Palabras con despedida: Vicente Ierace, Fabián Aquino, “Tato” Fernández

Nº 174 – Junio 2018 – Un vecino cooperario, periodista de vocación (P. Sosa)

Nº 175 – Julio 2018 – Godofredo Coca, padre del Monumento a la Bandera; “Mito” Rodríguez, testigo memorioso; Tabárez, maestro, así en el fútbol como en la vida.

Nº 179 – Noviembre  2018 – Ricardo Carpani, un artista y su obra habitan una escuela

Nº 181 – Febrero 2019 – Osvaldo Bayer, un hombre digno que “se fue en su ley”

Nº 184 – Mayo 2019 –  María E. Walsh, femenina y feminista

Nº 185 – Junio 2019 – Un periodista con sombrero (E. González)

Nº 186 – Julio 2019 – Luca G. Prodan, apasionado y sensible ornitólogo aficionado

Nº 187 – Agosto 2019 – María T. Ferrari, nombre de una calle de Puerto Madero

Nº 191 – Diciembre 2019 – Paula, ex alumna de la escuela “de la Cirio …”


Misceláneas

Nº149 – Febrero – Marzo 2016 – Un acto de libertad; Abriendo caminos a la resiliencia; Desapariciones (poema R. Blades); Fotos con historia llegaron al Museo

Nº 150 – Abril 2016 – Oda al libro (poema P. Neruda); Nuestros paisanos, los indios americanos, celebran su día

Nº 152 – Junio 2016 – Poema conjetural (J. L. Borges)

Nº 153 – Julio 2016 – Romance del 9 de Julio (poema A. Capdevila

Nº 156 – Octubre 2016 – Lealtad con la palabra (R. Rosselli); Canto al sueño americano (poema J. C. Dávalos)

Nº 157 – Noviembre 2016 – ¿Cuáles son las prioridades de la Humanidad para las próximas décadas?

Nº 158  – Diciembre 2016 – Diciembre azul violáceo

Nº 159 – Febrero 2017 – San Martín en febrero (poema Enrique Gamarra); Valiosa donación recibió el Archivo y Museo Histórico

Nº 160 – Marzo 2017 – 8 de Marzo: Día Internacional de la Mujer; 24 de Marzo; Día Nacional de la Memoria

Nº 161 – Abril 2017 – Carneros o ¿carneros?

Nº 163 – Junio 2017 – Plumas hábiles versus filosas; Tratamiento gratuito para pacientes con fisura labial

Nº 164 – Julio 2017 – Las “malas palabras”

Nº 166 – Septiembre 2017 – Demócratas y demagogos

Nº 167 – Octubre 2017 – Nuestra identidad, tierra madre; “Padre árbol” … tu sombra nos cobija

Nº 168 – Noviembre 2017 – Por la educación ambiental

Nº 169 – Diciembre 2017 – Atractiva muestra fílmica en el certamen “R. Di Chiara”; Desiderata (poema M. Ehrmann)

Nº 171 – Marzo 2018 – Mujeres

Nº 173 –   Mayo 2018 – Un sinfín de universos

Nº 174 – Junio 2018 – En el Día del Libro – Yo, periodista – Sentido adiós de un varelense a Farinello, un cura del pueblo

Nº 175 – Julio 2018 – A mis amigos (poema A. Cortéz) – Numerosos vecinos reconocidos con el premio San Juan Bautista

Nº 176 – Agosto 2018 – Hablando de ombúes

Nº 177 – Septiembre 2018 – Fuente clara (poema P. L. de Gálvez)

Nº 178 – Octubre 2018 – Se realiza una jornada de experiencias pedagógicas; Octubre rosa; Una celebración alada: Día Nacional del Ave

Nº 179 – Noviembre 2018 – El poncho, techo y guarida, valiosa herencia americana; Los nombres del tiempo

Nº 180 – Diciembre 2018 – El recién nacido debe ser debidamente identificado; Los pequeños pasos

Nº 182 – Marzo 2019 – Mujeres de leche

Nº 183 – Abril 2019 – Tres días señalados para honrar al libro; Milonga del soldado (poema J. L. Borges)

Nº 184 – Mayo 2019 – Amigos de lo ajeno destruyeron importantes archivos históricos

Nº 185 – Junio 2019 – Veredas que yo pisé; El árbol del “gualichu”  en las monedas de $10

Nº 186 – Julio 2019 – Se entregaron los premios San Juan Bautista 2019

Nº 187 – Agosto 2019 – Algún día (poema V. Heredia); En agosto a Héctor R. García se le “ocurrió sacar un diario”

Nº 188 – Septiembre 2019 – Poema de los dones (J. L. Borges); La tierra amenazada; Hay una biblioteca naciendo…; ¿Eva Perón o Domingo F. Sarmiento?

Nª 189 – Octubre 2019 – Nuevas ediciones de escritores varelenses; El mundo en peligro; En alas de la música, de F. Varela al Colón

Nº 190 – Noviembre 2019 – El Hospital de Alta Complejidad El Cruce figura entre los mejores de América del Sur; Imágenes perturbadoras y “colores al desnudo” …

Nº 191 – Diciembre 2019 – Cortos y medio metrajes en el certamen R. Di Chiara; Celebremos


Historia Argentina

Nº 151 – Mayo 2016 – Pensar el Bicentenario

Nº 152 – Junio 2016 – Amores y tragedias del creador de la Bandera

Nº 154 – Agosto 2016 – Amores y pasiones de nuestro héroe máximo; San Martín allende el mar …

Nº 159 – Febrero 2017 – San Martín … en febrero; Esforzados británicos en el Cruce de los Andes

Nº 161 – Abril 2017 – A 35 años de una guerra desigual

Nº 162 – Mayo 2017 – Las huelgas docentes en la Argentina (I); El soplo poderoso del viejo Almirante; Graciela … pasaron 41 años (I)

Nº 163 – Junio 2017 – El “maestrazo”, huelga de docentes y CGT solidaria (II); Correr la misma suerte que corrió el pueblo (II)

Nº 164 – Julio 2017 –   A veinte años de la Carpa Blanca (III); El pueblo siguió luchando (III)

Nº 165 – Agosto 2017 – Pagar con sangre la rebeldía (conclusión); El pensamiento vivo de San Martín y la Justicia

Nº 166 – Septiembre 2017 – El voto femenino, un derecho que celebra sus setenta años

Nº 172 – Abril 2018 – Manuelita, la adelantada

Nº 173 – Mayo 2018 – El largo viaje de San Martín en su regreso a Buenos Aires

Nº 176 – Agosto   2018 – Meditación ante la tumba del general San Martín

Nº 182 –  Marzo 2019 – Belgrano y Sarmiento, próceres y feministas

Nº 184 – Mayo 2019 – Una alumna de 6º grado evoca a Eva Perón al año de su muerte

Nº 185 – Junio 2019 – Belgrano y el cielo en una bandera …; Aurora, una ópera italiana le canta a nuestra Bandera

Nº 186 – Julio 2019 – Valores Humanos: los bastones largos y el suicidio de Favaloro; “Prefiero desaparecer”


Deportes

Nº 149 – Febrero – Marzo 2016 – El fútbol de “Defensa 2000” llegó al Archivo

Nº 168 – Noviembre 2017 – La historia continúa  en alas del “halcón”    

Nº 180 – Diciembre 2018 – Ayer, hace cuarenta años, acá encestaron los mejores

Nº 181 – Febrero 2019 – En 1979, el Defensa y el Nahuel pensaron unirse

Nº 190 – Noviembre 2019 – Morena Aranda, gimnasta con aspiraciones olímpicas.

Palabras para leer, ver y escuchar


Fue recuperada la histórica fuente al frente de la UNAJ

       Abandonada  hace un cuarto de siglo, ha recobrado su esplendor la fuente artística en los jardines frente a la sede de la Universidad Nacional “Arturo Jauretche”.

         Los trabajos realizados consistieron en la restauración del piso y en la instalación de un nuevo sistema de iluminación, que realza su lucimiento en horas de la noche.

         A su lado  se destaca una figura alegórica, obra del eximio escultor y arquitecto Carlos de la Cárcova, un artista argentino de reconocida trayectoria muchas de cuyas obras lucen en paseos y edificios públicos de Buenos Aires.


 A correr, de noche

         El 14 del actual, a las 21, desde la esquina de Avenida Eva Perón y Pueyrredon, largará la tradicional maratón nocturna “Ricado Castro” .

         En caso de lluvia, la competencia se efectuará el 21 de marzo.


Dos gaviotas para Nahuel

         Sendas Gaviotas de Plata –como premio al mejor intérprete y a la mejor canción- recibió Nahuel Pennisi, el joven  intérprete varelense ciego por su participación en el 61º Festival de la Canción de Viña del Mar, en Chile.

         Tras su interpretación de “Avanzar”, un tema propio, Nahuel recibió una sostenida ovación del público asistente al espectáculo en la Quinta Vergara.


Preparación Universitaria

         Comenzó en la Universidad  Nacional “Arturo Jauretche” el Curso de Preparación Universitaria destinado a los aspirantes a ingresar en dicha casa de estudios para cursar alguna de las veintitrés carreras académicas que ofrece, en las áreas de ingeniería, ciencias sociales y ciencias de la salud.

         El CPU consta de tres materias –Lengua, Matemáticas y Taller de Vida Universitaria- y tiene una duración de tres semanas.


Al cine, en el Museo

         El 20 de este mes, a las 18, se proyectará en el Museo Comunitario la película “El secreto libre”, como parte del ciclo “No sólo en cines”.

         Tras la proyección, los asistentes podrán dialogar con el director del film, Horacio Florentín.


De Florencio Varela al Reino de Arabia hablando sobre petróleo

         Facundo Miret, estudiante de Ingeniería en Petróleo en la Universidad Nacional “Arturo Jauretche”, participó en Dharhan, Arabia Saudita, de la Semana Educacional 2020, Conferencia Internacional sobre Petróleo y Tecnología, que se realizó en aquel lejano país durante enero.

         La invitación partió de la Sociedad de Ingenieros en Petróleo (SPE), la Asociación Americana de Geólogos en Petróleo (AAPG), la Asociación Europea de Geocientíficos e Ingenieros (EAGE) y la Sociedad de Geofísicos de Exploración, quienes convocaron a un centenar de estudiantes destacados de todo el mundo para participar del encuentro, enfocado a estimular el trabajo en equipo de profesionales procedentes de distintas disciplinas, como ser geólogos, geofísicos e ingenieros químicos, mecánicos y de petróleo.

         Los estudiantes participaron, durante las jornadas, en la implementación de un proyecto diseñado por empresas del ramo, para diseñar y desarrollar instalaciones que hagan más rentable la producción y recuperación del petróleo.


Dibujando con música

         El Museo Comunitario invita a quienes deseen dibujar mientras escuchan música interpretada por un artista presente, a concurrir el 27, a las 19, para compartir un Jam de Dibujo. Habrá modelos en vivo, dispuestos a jugar improvisando poses para que los artistas del dibujo los retraten.



   Tango y rock

         Una milonga, abierta a la comunidad, tendrá lugar en Villa Angélica, en el Polideportivo Thevenet, el viernes 27  del mes en curso desde las 19.

         Habrá música en vivo y baile … hasta las 22.30.

         Al día siguiente, sábado 28, será el turno del rock. Desde las 17, en la plaza, sonarán bandas locales con la participación de “Enchufados” y “Piston Rock”.

M. Belgrano: desde 1810 abogó por la educación de las mujeres

         Manuel José Joaquín del Corazón de Jesús Belgrano –nacido en Buenos Aires en 1770 y fallecido en 1820- estudioso abogado, improvisado militar, hombre enamoradizo, padre soltero, piadoso, paciente y osado, merece trascender a la historia no sólo por ser el creador de la Bandera, el ideólogo del Éxodo Jujeño, el defensor de la industria nacional y el vencedor de las batallas de Salta y Tucumán, sino también por la importancia con que, siempre, promovió la educación, para todos y en todas las disciplinas y niveles.

      Desde “El Correo de Comercio” (21/7/1810) -periódico que dirigía- predica la necesidad  de formar a los ciudadanos –mujeres y hombres- en las buenas costumbres “esenciales para la felicidad moral y física de una nación”.

         Pero luego, en otro párrafo, se pregunta “¿Cómo formar las buenas costumbres y generalizarlas con uniformidad?¡Qué pronto hallaríamos la contestación si la enseñanza de ambos sexos estuviera en el pie debido! Más por desgracia, el sexo que principalmente debe estar dedicado a sembrar las primeras semillas lo tenemos condenado al imperio de las bagatelas y de la ignorancia; el otro, adormecido deja correr el torrente de la edad y abandona a las circunstancias un cargo tan importante.

          “(…) La naturaleza nos anuncia una mujer; muy pronto va a ser madre             y a presentarnos conciudadanos en quienes debe inspirar las primeras ideas ¿y qué ha de enseñarles si a ella nada le han enseñado? ¿Cómo ha de desarrollar las virtudes morales y sociales, las cuales son las costumbres que están situadas en el fondo de los corazones de sus hijos?

         “¿Quién le ha dicho que esas virtudes son la justicia, la verdad, la buena fe, la decencia, la beneficencia, el espíritu y que estas calidades son tan necesarias al hombre como la razón de la que proceden? Ruboricémonos, pero digámoslo: nadie; y es tiempo ya  de que se arbitren los medios de desviar un tan grave daño si se quiere  que las buenas costumbres sean generales y uniformes”.

            La nota, crítica del pobre sistema educativo vigente y cuestionadora asimismo de que la enseñanza se imparta en latín, dificultando el aprendizaje, motiva la respuesta de una lectora.

         Sin identificarse, la señora dice que se “ha atrevido a tomar la pluma para proponer un medio fácil con el que se puede conseguir un fin tan santo y, en particular por respeto a su sexo que es el que más necesita de aquellos auxilios” –sugiere que- con el producto de las limosnas que deberían depositarse en los tesoreros de las Hermandades, podrían establecerse escuelas para niñas pobres, donde aprendieran a leer, escribir, coser, etcétera y asimismo otras para enseñarles alguna especie de industria, igualmente que a los niños pobres, porque éstos ya tienen escuelas de primeras letras sostenidas por el mismísimo Cabildo, en todas las parroquias de esta Capital, como Vds. saben”.

         En esos años la enseñanza a las niñas de familias pudientes era impartida por maestras particulares en tanto que  aquellas de menores recursos podían concurrir al colegio San Miguel, una institución cuasi carcelaria, a donde eran derivadas por la Justicia mujeres de cualquier edad, obligadas a cortarse el cabello y a vestir un uniforme azul, con un tocado amarillo, y en donde se les prodigaban nociones de cocina, costura o preparación de dulces antes que enseñarles a leer o a escribir.